Cultura de paz: Programa de Educación para la Paz



Final de la ceremonia de entrega del título de Ciudadano de Sao Paulo a Prem Rawat en el Ayuntamiento de Sao Paulo, Brasil
"En realidad, estamos ayudando muy eficazmente a personas en cárceles alrededor del mundo en seis continentes. Porque cuando la gente se centra en sí misma y tiene una comprensión de su propio ser, es muy fácil darse cuenta de que no quieres hacerle daño a nadie. Pero cuando no estás en contacto contigo mismo, todo se vuelve confuso. Y esa confusión de no estar en contacto con uno mismo, ni con la paz que está en el interior, es la causa por la que en la sociedad unos se vuelvan contra otros.
Esa no es nuestra naturaleza, porque va en contra de la vida. Y si esto continua así, la vida se destruirá. Hay pocas cosas en este mundo que vayan contra la vida, y algunas de ellas son bacterias que pueden destruirse a sí mismas. Pero nosotros somos seres mucho más evolucionados. Sin embargo, en cierta manera actuamos de un modo en el que podríamos básicamente destruirnos a nosotros mismos.
Ponerlos en contacto con el hecho de que son más que simples criaturas, que son seres humanos, que tienen mucho que ofrecer. Una de las cosas que suelo decir es algo que todos podemos practicar: "Trata de crear cinco segundos de cielo para alguien, en tu vida".
Empieza por tu hijo, tu esposa, tu novia, tu padre, o tu madre. Luego puedes probarlo con tu vecino. Y quizá, algún día incluso con alguien desconocido. Solo cinco segundos de cielo.
¿Qué necesita tu hijo? Necesita que lo escuches. ¿Qué necesitan los ciudadanos? Necesitan ser escuchados. Lo único que necesitamos hacer es escucharnos unos a otros, que somos muy parecidos, que no somos diferentes, que nuestros sufrimientos son los mismos y que los compartimos.
Y cuando eso se entiende, esa comprensión permite que una persona pueda valerse por sí misma. En lugar de creer, necesitan saber. Saber es mejor, porque el saber abarca el creer. El creer no abarca el saber.

Tenemos un programa llamado "Programa de Educación para la Paz", a través de la Fundación Prem Rawat. Acabo de recibir una carta preciosa de la prisión de Zonderwater en Sudáfrica, donde estuve hablando. Y es extraordinario lo que está ocurriendo allí. Las vidas de las personas están siendo transformadas.

Justo antes de venir aquí abrí el correo electrónico, y tengo invitaciones de Argentina, Bolivia y otros tres o cuatro países para visitar las prisiones. Son los presos mismos quienes me escriben comentándome cuánto les ha ayudado el Programa de Educación para la Paz. Así que es maravilloso.



Entrevista Sao Paulo, Programa de Educación para la Paz
03:59 min

El ritmo de la claridad
23:11 min